Incandescentes

La lámpara incandescente sigue siendo en el ámbito privado la fuente de luz más empleada en el mundo. En una variedad apenas abarcable de colores y formas y  en las aplicaciones más diversas, la luz cálida de las lámparas incandescentes sigue estando presente igual que antes. Su precio relativamente bajo y su excelente calidad de colores han contribuido a su popularidad. Sin embargo, a estas ventajas se oponen un alto consumo de energía y una vida útil  media inferior a las 1.000 horas de servicio. Conocidas como radiadores térmicos, aproximadamente el 95% de la energía eléctrica invertida se transforma en radiación térmica; la proporción de luz visible es muy reducida. Antes de usar estas lámparas se debe comprobarse si existen normativas legales que restrinjan su uso.

Listado de productos

Subir
Diseño Web nlocal